Software libre y educación: no hay tiempo que perder

Añado el artículo que publiqué en el suplemento Tic de la revista Guix en octubre de 2005. También se encuentra en pdf en este enlace en el portal LaFarga.cat. Está traducido del catalán con el traductor automático de la Generalitat de Catalunya.


El sistema educativo tiene delante suyo retos permanentes que lo sitúan en un contexto de reflexión y renovación constante. Uno de los más interesantes que se está creando últimamente dentro de la comunidad educativa, y dentro de ésta, en el entorno TIC, está focalizado con el uso y la difusión cada vez más importante del software libre.

El software libre ha irrumpido con mucha fuerza durante los dos o tres últimos años, aunque esta interpretación del uso del software no es ni mucho menos un concepto nuevo. ¿De qué estamos hablando cuando hablamos del software libre? ¿Por qué tiene tanta importancia en el mundo educativo? ¿Si estamos hablando de software libre quiere decir que sólo nos estamos centrando en una parte técnica y tecnológica, o también tiene que ver con otros ámbitos educativos? ¿Y qué pasa con el todo el conocimiento que se había conseguido con el uso de software con plataformas propietarias, y que hoy día todavía son mayoritariamente utilizadas por todo el mundo?

El software libre lo definió el físico y programador informático norteamericano Richard Stallman el año 1983. Según él, se tienen que cumplir cuatro principios básicos para identificar un software como libre. El primero de todo, nombrado “libertad 0”, es que se pueda utilizar por cualquier propósito que el usuario quiera. El segundo, nombrado “libertad 1”, es que se pueda modificar y adaptar a las propias necesidades que este usuario desee. El tercero – libertad 2- hace referencia al derecho de poder copiar y dar la aplicación tantas veces como se quiera y a quien se quiera. Y el cuarto y último – libertad 3 – es que se pueda mejorar este código y hacer públicas estas mejoras para que todo el mundo se pueda beneficiar y aprender al mismo tiempo.

Por lo tanto, nos encontramos ante un concepto de software que sitúa al usuario en una nueva posición que le permite no sólo utilizar una aplicación, sino conocer como está hecha, detectar posibles errores o mejoras, y traspasar este conocimiento a los demás para poder mejorar todavía más el producto. Bajo esta perspectiva pues, el software libre supone un cambio de concepción radical con respecto a la manera de entender la tecnología, ya que promueve el derecho de escoger y de utilizar las aplicaciones informáticas en función del interés del individuo y/o del colectivo que lo representa. Este hecho es clavo a la sociedad, pero lo es todavía más en el mundo educativo, ya que es la escuela el primer paso donde esta manera de entender y utilizar la tecnología se puede producir de una manera reglada y consistente.

Vivimos y trabajamos dentro de un contexto que permanentemente hace referencia a la Sociedad de la Información y a la del Conocimiento. Este contexto nos viene marcado por las principales agendas políticas de países como Cataluña, España, y entornos macroestatales como los de la Unión Europea. La Cumbre de Lisboa del año 2000, o la próxima Cimera sobre la Sociedad de la Información, que se celebrará, en Túnez el próximo mes de noviembre, son una muestra de la importancia del debate. Ambas coinciden en la importancia de trabajar por la libertad de acceso al conocimiento y a la información como uno hecho clave para desarrollar una sociedad más abierta, más preparada, más solidaria y más innovadora.

Algunos de los objetivos que se tratarán a dicen el siguiente:

(…)
26. Un dominio público rico es un factor esencial del crecimiento de la Sociedad de la Información, ya que genera ventajas múltiples como un público instruido, nuevas ocupaciones, innovación, oportunidades comerciales y el avance de las ciencias. La información del dominio público tiene que ser fácilmente accesible como apoyo|soporte de la Sociedad de la Información, y tiene que ser protegida de toda apropiación indebida.
(…)

27. Se puede fomentar el acceso a la información y al conocimiento sensibilizando a todas las partes interesadas de las posibilidades que brindan los diferentes modelos de software, lo que incluye software protegido, de fuente abierta y software libre, para crecer la competencia, el acceso de los usuarios y la diversidad de opciones, y permitir que todos los usuarios desarrollen las soluciones que mejor se ajusten a sus necesidades. El acceso asequible al software se tiene que considerar como un componente importante de una Sociedad de la Información verdaderamente integrador”.
(…)

Y está aquí donde el software libre, así como los estándares abiertos, se han posicionado como uno de los ejes centrales a la hora de poder garantizar estos principios antes mencionados. Hasta hace pocos años, y dentro del contexto del entorno al usuario -los entornos de servidores hace tiempo que ofrecen una alternativa plenamente competente a las plataformas propietarias- las soluciones de software propietario eran las más utilizadas a la hora de ofrecer servicios y herramientas a los usuarios, y además no existían alternativas libres solventes. Eso suponía -y de hecho, todavía lo es- un gasto elevado con costes de licencias, que podemos considerar como multimillonaria si nos situamos dentro de esquemas corporativos o de administración pública.

El ejemplo del Brasil, es muy claro y contundente, ya que este país se gasta cada año unos 1.000 millones de dólares en gastos en licencias de software que se envían mayoritariamente a los Estados Unidos, mientras que su plan contra el hambre tuvo el año 2003 un presupuesto de 507 millones de dólares. Para cualquier país que quiera crecer dentro del contexto de la Sociedad del Conocimiento, esta política de licencias es absolutamente desmesurada.

Además, comporta una dependencia absoluta hacia las empresas desarrolladoras de software al marcar las pautas de actualización y renovación del software. Son conocidos los casos de determinados procesadores de texto que, a medida que han presentado en el mercado nuevas versiones, han dejado de ser compatibles con versiones anteriores del mismo procesador, dejándolos por lo tanto inservibles por cualquier trabajo de continuidad. Como también la recomendación de renovar el hardware para no poder asumir la instalación de un nuevo sistema operativo, muchas veces dejando de lado otros conceptos mucho más importantes como la estabilidad y la seguridad.

Hoy día la situación ha cambiado mucho, y existen alternativas libres plenamente capaces y sólidas de poder ofrecer soluciones tecnológicas adaptadas a mucho tipo de perfiles de usuarios, sean adelantados|avanzados o no. La maduración de distribuciones o sistemas operativos como Debian, Fedora, Mandriva, Suse o Ubuntu, acompañadas de miles de aplicaciones por todo tipo de perfiles (donde el educativo es uno de los que sale mejor parado), de fácil instalación y uso, es una buena muestra de todo aquello que el software libre puede ofrecer. Programas como el navegador Mozilla Firefox, la suite ofimática OpenOffice, el GIMP como programa de retoques gráficos, el Evolution, el Thunderbird como programas de correo electrónico, y uno larguísimo etcétera, son algunos de los más conocidos y utilizados.

En este escenario, hay que citar la importancia primordial que tienen las instituciones públicas. Éstas se encuentran con el reto de optimizar los gastos realizados, de garantizar que los datos públicos no estén sometidos a políticas empresariales privadas, y de trabajar para el derecho de todos los ciudadanos y ciudadanas a poder acceder a la información sin que haya ninguna plataforma de pago por el medio que condicione su uso. La administración pública pues, si se posiciona como responsable del acceso al conocimiento, es responsable de garantizar un acceso a la información de igualdad para|por todo el mundo por encima de cualquier directriz tecnológica recomendada bajo una óptica meramente mercantilista.

Y en esta línea se pueden encontrar en el estado español buenos ejemplos como los de las comunidades autónomas de Extremadura, Andalucía, Cataluña, Castella-La Mancha, País Valencià y Madrid, con una política de apoyo y uso del software libre en diferentes ámbitos. Muy recientemente, Cataluña, que ha apostado de una forma clara en este sentido, se prepara para disponer por|para el próximo curso de una distribución GNU/Linux que podrán utilizar los centros educativos del país, así como también ha iniciado, dentro de la propia administración, un proceso de migración de sus sistemas informáticos ninguno el software libre.

Además de los ejemplos a las comunidades autónomas, se podrían citar otros casos como los del Ministerio de Administraciones Públicas español, iniciativas dentro de la Unión Europea, y países como Brasil, la India y la China, éstos dos últimos auténticos monstruos informáticos que se han convertido en potencias mundiales y en una amenaza real para la hasta ahora todopoderosa industria del software norteamericana.

La sociedad necesita tener el derecho y la libertad para poder acceder a todo su conocimiento. Y no sólo podemos hablar de software. Hay que revisar muchos de los modelos actuales de transmisión de información y de acceso al conocimiento. Hablamos de datos, pero también tenemos que hablar del acceso universal a la cultura, a través de alternativas cada vez más sólidas, como las licencias CreativeCommons, que permitirían por ejemplo, crear grandes fondos documentales y de recursos de acceso libre para|por la comunidad educativa.

Tenemos que ayudar a construir personas con capacidad para poder fabricarse el suyo propio futuro. Por lo tanto, no hay tiempo para perder. Tenemos un camino difícil de recurrir, pero se encuentra lleno de posibilidades y de oportunidades.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s